Inicio / Artículos Académicos / Cómo tratar el suicidio en los medios

Cómo tratar el suicidio en los medios

Debido a la viralización de mensajes inadecuados en relación al fallecimiento de Robin Williams por parte de The Academy of Motion Picture Arts & Sciences (la del Oscar) varios diarios consultaron a la Asociación Americana de Prevención del Suicidio. (@TheAcademy – ver  tweet del 12 de agosto)

Ver Reporte en pdf

Imágen: msal.gov.ar

Imágen: msal.gov.ar

Recomendaciones para el informe de suicidios

en prensa, radio, televisión, medios sociales y otros medios de difusión y divulgación.

Desarrolladas en colaboración con:

● la Asociación Americana de Suicidiología,

● la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio,

● el Centro de Políticas Públicas de Annenberg,

● Jefes de Redacción de Associated Press,

● la Universidad de Otago, Nueva Zelandia,

● el Depto. de Psiquiatría de la Universidad de Columbia (USA),

● ConnectSafely,org, Emotion Technology,

● el Grupo de Trabajo sobre Medios y Suicidio de la Asociación Internacional para   la Prevención del Suicidio (IASP),

● la Universidad de Medicina de Viena,

● la Alianza Nacional de Enfermedad Mental (NAMI),

● el  Instituto Nacional de Salud Mental(NIMH),

● la Asociación Nacional de Fotógrafos de Prensa (USA),

● el Instituto de Psiquiatría del Estado de Nueva York,

● la Administración Nacional de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (USA),

● Voces de Concientización del Suicidio en Educación (save.org) (USA),

● el Centro de Recursos para la Prevención del Suicidio, los Centros para el

Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) y

● la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California, Ciencias de la   Salud de la Comunidad – Los Angeles.

 

El suicidio es una cuestión de salud pública. La cobertura del suicidio en los medios y online deben ser informados usando las mejores prácticas. Algunas muertes por suicidio pueden tener interés periodístico. No obstante, la manera en que los medios cubren el suicidio puede influir negativamente en el comportamiento contribuyendo al contagio, o positivamente alentando la búsqueda de ayuda.

El suicidio por contagio (Copycat suicide) ocurre cuando uno o más suicidios se informan de un modo en que contribuyen a otro suicidio.

Puntos importantes en la cobertura del suicidio

Más de 50 investigaciones en todo el mundo han encontrado que ciertos tipos de cobertura de noticias pueden incrementar  la probabilidad de suicidio en los individuos vulnerables. La magnitud de este incremento está relacionada con la cantidad, duración y prominencia de la cobertura.

El riesgo de suicidios adicionales aumenta cuando el relato describe explícitamente  el método de suicidio, cuando se usan titulares gráficos y/o imágenes dramáticos, y cuando la cobertura repetida y/o extensa sensacionaliza o idealiza la muerte.

Cubrir el suicidio cuidadosamente, aún brevemente, puede cambiar  las percepciones erróneas y corregir mitos, lo cual puede animar a aquellos que son vulnerables o están en riesgo a buscar ayuda.

1.      No se recomienda el uso de grandes titulares sensacionalistas o prominentes (como colocar: “Kurt  Kobain usó una escopeta para suicidarse”).

 

        Se recomienda informar a la audiencia sin sensacionalizar el suicidio y minimizando la prominencia ( “Kurt Kobain muerto a los 27”).

 

2.      No se recomienda  incluir fotos o videos del lugar o los métodos de muerte, el duelo familiar, los amigos, los funerales y  los homenajes.
        Se recomienda usar fotos de la familia o la  escuela, e incluir los números locales de las líneas telefónicas de ayuda en crisis.

 

3.      No se recomienda describir los suicidios recientes como una “epidemia de suicidios”, o como que “se han disparado  los suicidios”  u otros términos fuertes.
        Se recomienda investigar cuidadosamente los datos estadísticos  más recientes de fuentes confiables (ej. CDC) y no usar palabras sensacionalistas como         aumento” o “superior”.

 

4.      No se recomienda describir el suicidio como inexplicable o “sin advertencias”.
         La mayoría de las veces,  pero no todas, las personas que mueren por suicidio dan señales de  advertencia. Se recomienda incluir  columnas laterales con los
“signos de alarma” y “qué hacer” en su artículo si es posible.

 

5.      No se recomienda: “Juan D. dejó una nota diciendo….”
         Se recomienda: “Se halló una nota de la persona fallecida y está siendo examinada  por  el médico forense”

 

6.      No se recomiendan investigaciones y declaraciones sobre el suicidio similares a las declaraciones sobre crímenes.
         Se recomienda informar sobre el suicidio como un problema de Salud Pública.

 

7.      No se recomienda citar o entrevistar a los policías o al personal  de  primer  respuesta  en  la emergencia  por las causas del suicidio.
         Se recomienda buscar asesoramiento de  expertos en la prevención del suicidio.

 

8.      No se recomienda referirse al suicidio como “exitoso” o “infructuoso”  o como “intento fallido”.
         Se recomienda: “muerte por suicidio” o “realizado” o “se mató a   si mismo/a”.

 

 

Evitar información errónea y ofrecer esperanza

El suicidio es complejo. Casi siempre existen múltiples causas, incluyendo enfermedades mentales, que pueden no haber sido reconocidas o tratadas. No obstante estas enfermedades son tratables.

Mencione  los resultados de las investigaciones que han hallado enfermedades mentales y/o abuso de sustancias en el que el 90% de las personas que mueren por suicidio.

 

       ·         Evite informar que la muerte por suicidio fue precedida de un solo evento, como la pérdida reciente de un empleo, divorcio o malas notas. Informar de este modo deja  al público con una interpretación demasiado simplista y una engañosa comprensión del suicidio. 

      ·         Considere citar a un experto en prevención de suicidio para las causas y tratamientos.  Evite poner la opinión de expertos en un contexto  sensacionalista. 

        ·         Use su relato para informar a los lectores acerca de las causas del suicidio, sus signos de alarma, tendencias en las tasas y los avances recientes en tratamientos. 

·         Agregue  comunicado (s) acerca de las múltiples opciones de tratamiento disponibles, las historias de aquellos que han superado una crisis suicida y los recursos para obtener ayuda. 

      Incluya recursos actualizados  locales / nacionales donde los lectores / espectadores pueden encontrar tratamiento, información y asesoramiento que promueva  la búsqueda de ayuda.

 

 

Sugerencias para medios online, mensajes en foros, blogueros y periodistas ciudadanos

Los blogueros, los periodistas ciudadanos y los comentadores públicos pueden ayudar a reducir el riesgo de contagio con mensajes y enlaces a servicios de tratamiento, señales de advertencia y líneas de ayuda telefónica.

Incluya historias de esperanza y recuperación, información acerca de cómo superar pensamientos suicidas y aumentar las habilidades para enfrentarlos.

El potencial de viralización de  los informes, fotos/videos y relatos online hace que sea de  vital importancia que la cobertura del suicidio siga las recomendaciones de seguridad.

Los sitios de redes sociales a menudo se convierten en monumentos al difunto y deben ser controlados por los comentarios hirientes y por  las declaraciones de que otros están considerando el suicidio.

Las reglas de los mensajes en los foros, las políticas y los procedimientos podrían apoyar la eliminación de mensajes inapropiados o insensibles.

 

Dra. María de los Angeles Lopez Geist
Presidenta del Capítulo de Medios y Semiología de la Vida Cotidiana. APSA

Dejá tu comentario

Su dirección de correo no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

*